Cistocele

Compártelo!

Un cistocele ocurre cuando el tejido de soporte entre la vejiga de la mujer y la pared vaginal se debilita y se estira, lo que permite que la vejiga sobresalga por la vagina. El cistocele es también llamada prolapso de vejiga.

Forzar los músculos que sostienen los órganos pélvicos puede llevar a un cistocele. Tal esfuerzo se produce durante el parto vaginal o con estreñimiento crónico, tos violenta o levantar objetos pesados. Cistoceles también tienden a causar problemas después de la menopausia, cuando disminuyen los niveles de estrógeno.

Para un cistocele leve o moderada, el tratamiento no quirúrgico es a menudo eficaz. En casos más severos, la cirugía puede ser necesaria para mantener la vagina y otros órganos pélvicos en sus posiciones adecuadas.

Síntomas

En los casos leves de cistocele, puede que no note ningún signo o síntoma. Leer más acerca de los síntomas del cistocele.

Causas

Las posibles causas de cistocele incluyen el embarazo y el parto vaginal, tener sobrepeso u obesidad, la tos crónica y la bronquitis entre otras muchas causas. Leer más acerca de las causas del cistocele.

Factores de riesgo

Algunos de los factores de riesgo del cistocele son el parto, el envejecimiento, haberse sometido a una histerectomía y la genética. Leer más acerca de los factores de riesgo del cistocele.

Diagnóstico

El diagnóstico de un cistocele pueden incluir un examen pélvico, rellenar un cuestionario y analizar como se vacia la vejiga. Leer más acerca del diagnóstico del cistocele.

Tratamiento

El tratamiento depende de la gravedad de su cistocele y de si usted tiene alguna condición relacionada, como un prolapso uterino. Leer más acerca del tratamiento del cistocele.

Remedios caseros

Los ejercicios de Kegel fortalecen los músculos del suelo pélvico, que sostienen el útero, la vejiga y el intestino. Leer más acerca de los remedios caseros del cistocele.

Prevención

Algunas medidas de prevención del cistocele son el control de la tos, evitar el sobrepeso, tratar el estreñimiento i realizar ejercicios de Kegel regularmente. Leer más acerca de la prevención del cistocele.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí